Ciencia y Cultura

  • TITULO
  • AUTOR
  • ISBN
  Decir no no basta


Naomi Klein

Hace un año Trump ganó las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos. Naomi Klein (1970, Montreal) se encontraba en Australia con un equipo de filmación de The Guardian. La activista más conocida e influyente del mundo preparaba un grito de alarma ante el deterioro que está sufriendo la Gran Barrera de Coral, declarada Patrimonio Natural de la Humanidad. El deterioro del arrecife entró en colisión con el triunfo de Trump. Nació entonces un libro cuyo contenido es una crítica frontal a las políticas del actual presidente norteamericano y, al mismo tiempo, un intento de estructurar un frente de lucha contra el neoliberalismo. Naomi Klein nació en una familia judía de hippies que dejó Estados Unidos en 1967 como protesta ante la guerra de Vietnam. La atmósfera de su casa fue siempre de izquierdas. Adolescente inquieta y ansiosa -así se describe en estas p&aac... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  Tiempos de swing


Zadie Smith

Hay algo hermoso en la manera en que las chicas eligen a sus mejores amigas. Es una experiencia de amor a primera vista que rara vez tiene en cuenta las jerarquías sociales o las expectativas del entorno. Además, puede ser decisiva y cimentar una relación que dure décadas. Así es como la narradora anónima de Tiempos de swing, la última novela de Zadie Smith (Brent, Reino Unido, 1975), conoce a su mejor amiga, Tracey. Las chicas -las únicas morenas de la clase de danza local- forman una alianza antes incluso de intercambiar una palabra. Y si bien no sabemos la primera impresión que Tracey tiene de la narradora, ésta queda cautivada por ella, que posee, además, un prodigioso talento para la danza del que la narradora carece a pesar de su intensa pasión. Durante su infancia pasan las tardes y los domingos viendo cintas de vídeo con números clásicos de musicales, entre ellos la... (Ver artículo original)

Por HOLLY BASS (THE NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  Algo en la sangre. La biografía secreta de Bram Stoker, el hombre que escribió Dr&aacu


David J. Skal

Las historias de vampiros ya circulaban mucho antes de que Drácula empezase a sorber sangre. Entonces, ¿qué tenía el conde transilvano para cautivar la imaginación del público y convertirse en uno de los personajes más famosos de la literatura moderna? La respuesta fácil es: el sexo vende. Más que cualquier otro monstruo del terror clásico, Drácula conjuga las amenazas violenta y carnal. La novela gótica de Bram Stoker revitalizó la leyenda del vampiro -señala Stephen King acertadamente- porque “jadea con auténtica energía sexual”. Algo en la sangre es un examen a fondo del origen de esa respiración agitada [y coincide con el lanzamiento en España de Los poderes de la oscuridad (Ed. B), la versión perdida que Stoker escribió con V. Ásmundsson en 1901]. David J. Skal (Ohio, 1952) lleva más de un cuarto de siglo sigui... (Ver artículo original)

Por JASON ZINOMAN


  Yo contengo multitudes


Ed Yong

Lector: mientras lee estas líneas, billones de microbios y trillones de virus se multiplican en su cara, sus manos, y en las oscuras profundidades de su intestino. Cada vez que respira, cada vez que se mueve, está emitiendo al aire, al ritmo de unos 37 millones por hora, las bacterias que forman su aura invisible, su personal nube microbiana. Y, con cada gramo de alimento que toma, ingiere alrededor de un millón de microbios más. Según los últimos cálculos, más o menos la mitad de sus células no son humanas, una proporción suficiente para que se pregunte de qué habla cuando dice “yo”. Sus células humanas proceden de un único óvulo fertilizado que contiene el ADN de su madre y de su padre. Los microbios empezaron a mezclarse con ellas incluso antes de su primer aliento, del primer beso de su madre, de su primer sorbo de leche. Esas células no podrían haber... (Ver artículo original)

Por JONATHAN WEINER


  Los diarios de Emilio Renzi III. Un día en la vida


Ricardo Piglia

Se cierra una obra importante, en sentido múltiple: he aquí el último volumen de Los diarios de Emilio Renzi, cuyo título específico es Un día en la vida, pero también el último libro que conoceremos de Ricardo Piglia (Adrogué, 1940-Buenos Aires, 2017), al menos concebido y diseñado por él mismo para su edición; un volumen magistral en sí mismo (y esta vez el adjetivo no parece vano) que además, junto a las dos entregas anteriores, contribuye a vertebrar mejor el conjunto de la obra de su autor; finalmente, este es también un texto que nos facilita la comprensión de la literatura de la segunda mitad del siglo XX en Argentina, en lengua castellana, o sencillamente en Occidente, al mismo tiempo que nos descubre a un Piglia que siente el aliento del siglo XXI en el cogote, y entonces se vuelve y lo encara de frente para hacer algunos de los apuntes más inteligentes que he... (Ver artículo original)

Por NADAL SUAU


  Aventuras e invenciones del profesor Souto


José María Merino

En la estela de Pessoa con sus heterónimos y Antonio Machado con sus apócrifos, José María Merino ha creado la figura del profesor Souto, que apareció pronto en la narrativa corta del escritor leonés nacido en La Coruña para acabar convirtiéndose en alter ego del autor. Eduardo Souto hizo su primera aparición con este nombre en “Las palabras del mundo”, cuento incluido en El viajero perdido (1990). En su primera versión, publicada en 1987, el profesor tenía otro nombre que Merino cambió porque coincidía con el de un profesor universitario real. Y desde sus comienzos Eduardo Souto ha venido siendo, como personaje, suplantador o alter ego, un profesor universitario dedicado a la Lingüística, vagabundo y mendigo entregado a investigaciones por libre durante años de extravío y delirio, profesor universitario de nuevo en España y en Estados Unidos, co... (Ver artículo original)

Por ÁNGEL BASANTA


  Bienvenidos a Occidente


Mohsin Hamid

Las dinámicas y, sin embargo, lapidarias novelas de Mohsin Hamid han indagado sin excepción en los convulsivos e inesperados cambios que se están produciendo en el mundo al compás del choque frontal entre tradición y modernidad y del intento de los refugiados -que huyen de la guerra, la pobreza o la desesperación- de abrirse camino a tierras más seguras. Bienvenidos a Occidente, su nueva y absorbente obra, no es una excepción. La novela narra la historia de Said y Nadia, dos emigrantes que abandonan un país sin nombre sumido en la guerra civil y viajan a Grecia, Inglaterra y, por último, Estados Unidos, en un intento de crearse una nueva vida. La primera mitad de su historia trata de cómo la guerra tuerce la vida cotidiana; la segunda es un cuento sobre la globalización y sus desencantos. Empleando una prosa sobria y cristalina, el autor transmite la experiencia de vivir en una ciudad asediada co... (Ver artículo original)

Por MICHIKO KAKUTANI (THE NEW YORK TIMES)


  4 3 2 1


Paul Auster

Cuando, se publicó Una y otra vez, de Kate Atkinson, en 2013, causó una impresión de novedad, de ser una novela histórica salvajemente imaginativa, en la que el personaje principal muere repetidas veces para acabar resucitando en circunstancias distintas. La historia vuelve sobre sí misma como un videojuego, lo cual da a la protagonista otra oportunidad de que las cosas salgan bien, o al menos, de explorar avenidas de posibilidad alternativas. Se trata de un estimulante experimento que libera tanto a la autora como al lector de la implacable lógica lineal de la narrativa realista, al tiempo que plantea intrigantes preguntas sobre el destino, la identidad y el poder de los individuos para controlar su propia vida. Paul Auster (Newark, 1947) se aventura en un territorio similar en 4 3 2 1, una épica novela de aprendizaje que ofrece al lector cuatro versiones de los años de formación de Archie Ferguson, un chico jud&iac... (Ver artículo original)

Por TOM PERROTTA | THE NEW YORK TIMES BOOK REVIEW


  Joy Williams


Cuentos escogidos

Si alguna vez la especie humana fuese llevada a juicio -por crímenes contra el planeta, contra los animales, y entre sus miembros- sería difícil imaginar un fiscal más feroz que Joy Williams (Chelmsford, USA, 1944). ¿Acaso existe un autor cuyas condenas sean más convincentes, cuyas ideas sean más lúgubres e impías? Y, si todo esto le parece demasiado severo, ¿acaso existe un nihilista más divertido entre los escritores estadounidenses? En una entrevista con The Paris Review, Williams acusa a nuestra especie como sigue: “Vivimos, engendramos y queremos cosas -siempre este espantoso querer-, y hemos causado un daño irreversible a muchísimas. Es posible que la novela, y hasta los relatos, mueran, porque vamos a acabar asqueados a más no poder de hablar de nosotros mismos! Sin embargo, mientras la propia Williams siga escribiendo ficción -obras despiadadas e hilarant... (Ver artículo original)

Por BEN MARCUS (NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  La apasionada vida de Modigliani


André Salmon

Si quiere saber cómo llegaron las drogas -el hachís y el opio- a los artistas de Montmartre o a qué veterinario llevaba su perro Picasso en 1906 o lo que opinaba Brancusi sobre Rodin (“es un chanchullero de barro”) no deje de leer este libro. Encontrará estas y otras muchas informaciones de primera mano acerca de un tiempo y un lugar míticos (lo que se conoce por “el París de las primeras vanguardias”). Su autor, André Salmon (París, 1881- 1969), fue uno de los actores con más texto de aquel melodrama. De familia de artistas, poeta y crítico de arte, fue temprano defensor del cubismo junto con Apollinaire y Raynal (al parecer, y quien dio a Les demoiselles d'Avignon su título definitivo). Entre sus amigos más próximos se encontraban el poeta Max Jacob y los pintores Ortiz de Zárate, Moïse Kisling y Amadeo Modigliani. A este último le dedic&oacut... (Ver artículo original)

Por JOSÉ MARÍA PARREÑO


  Martín Lutero. Renegado y profeta


Lyndal Roper

Hace 500 años, un oscuro académico alemán emitió una invitación pública para participar en un debate teológico. Visto así, no hay ninguna razón por la que debiésemos siquiera estar enterados de ello. Era una práctica totalmente rutinaria en el mundo universitario y, sobre todo, era un medio para enseñar a los estudiantes. Es verdad que el profesor había elegido un tema delicado: la venta de indulgencias, un medio popular con el que los cristianos piadosos podían hacer una contribución financiera a la Iglesia a cambio de la esperanza de que se les perdonasen sus pecados en el más allá. Aquel académico alemán no era el primero que criticaba las indulgencias, así que lo hacía sin muchas esperanzas en que los teólogos hiciesen caso a su llamada para hablar del tema; de hecho, el debate nunca llegó a celebrarse. En 1517, Ma... (Ver artículo original)

Por ANDREW PETTEGREE (NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  El vendido


Paul Beatty

Paul Beatty (Los Ángeles, 1962) es autor de cuatro novelas y dos volúmenes de poesía, todos ellos dignos de elogio, pero, de sus libros, al que regreso con más frecuencia es uno editado por él. Se llama Hokum: An Anthology of African-American Humor [Tonterías: Una antología del humor afroamericano], y se publicó en 2006. En su introducción a Hokum, Beatty cuenta que de joven leía a los escritores negros canónicos, y que “aplaudía su retórica, pero acababa echando de menos el comentario agudo, la irreverencia” que nacen de una rabia justificada y hacen que la libertad levante el vuelo. “Parecía que los escritores negros que yo leía”, sentenciaba, “no tuviesen amigos”. Beatty terminaba haciendo una especie de promesa que su antología cumplía: “Espero que Hokum los derribe como a un boxeador de segunda”, decía. “... (Ver artículo original)

Por DWIGHT GARNER (THE NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  La revolución transhumanista. Cómo la tecnología y la uberización del mu


Luc Ferry

Este volumen es la expresión de alarma de uno de los intelectuales franceses más serios ante lo que denomina la expansión del transhumanismo, una ideología cada vez más poderosa, desarrollada en Estados Unidos, apoyada por los gigantes de la web y dotada de una financiación casi ilimitada. Para Luc Ferry (Colombes, 1951), ministro de la Juventud, Educación Nacional e Investigación (2002-2004), autor de una extensa y lúcida obra, se está produciendo una “revolución transhumanista” a la que es necesario poner límites y establecer criterios regulatorios. El transhumanismo nace, en palabras de Ferry, como un amplio proyecto de mejora de la humanidad en todos sus aspectos, físico, intelectual, emocional y moral, gracias al progreso de las ciencias y en particular de las biotecnologías. Uno de sus rasgos más marcado (y equivocado) radica en que pretende transitar de un... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  El filtro burbuja. Cómo la red decide lo que leemos y lo que pensamos


Eli Pariser

“Búscalo en Google” se ha convertido en una respuesta ciberesnob habitual a preguntas que parecen demasiado triviales como para merecer una conversación humana. Pero, ¿verdaderamente es una respuesta? Ahora que cada vez más sitios de Internet están adaptando sus servicios a la idiosincrasia de cada usuario en particular, consultas como “cambio climático”, “células madre” o incluso “pizza” pueden arrojar resultados diferentes para personas distintas. Puede que en esta época tengamos cada vez más derecho a nuestra propia realidad, pero, ¿deberíamos tenerlo también a nuestros propios resultados cuando hacemos una búsqueda? Google se fija en sus consultas anteriores (y en los clics que las siguieron) y criba sus resultados de búsqueda en consecuencia. Si uno tiene cientos de amigos de Facebook, solo ve las actualizaciones importantes de los m&aa... (Ver artículo original)

Por EVGENY MOROZOV (NEW YORK TIMES REVIEW OF BOOKS)


  Thoreau. Biografía de un pensador salvaje


Robert Richardson

La pasión por las ciudades nace de la pasión por el hombre. Suele expresar confianza en los logros de la civilización y sólo reconoce la autoridad de la razón. En cambio, la pasión por la naturaleza brota del afán de libertad, de la rebeldía contra la rutina de la sociedad industrial y tecnológica, de la urgencia por encadenar vivencias que nos hagan crecer interiormente, aunque carezcan de utilidad práctica. Henry David Thoreau (Concord, Massachusetts, 1817-1862) no era un misántropo, pero nunca sucumbió a la seducción de los paisajes urbanos, bulliciosos y promiscuos. Amaba al ser humano, pero opinaba que sólo podía realizarse plenamente en contacto con la naturaleza. No transigió con el racionalismo exacerbado, insensible ante el misterio, lo poético y lo intuitivo, ni con los dogmas religiosos, que no reconocen la trascendencia del orden natural. Jamá... (Ver artículo original)

Por RAFAEL NARBONA


  Creer y destruir. Los intelectuales en la máquina de guerra de las SS


Christian Ingrao

“Eran apuestos, brillantes, inteligentes y cultivados. Fueron responsables de la muerte de varios cientos de miles de personas”. Con estas escuetas pero impactantes frases comienza el pormenorizado estudio que Christian Ingrao (Clermont-Ferrand, 1970), especializado en el III Reich y la violencia política del período, dedica al selecto grupo de intelectuales y profesionales cualificados que colaboraron activamente en la barbarie hitleriana desde sus diversos puestos de responsabilidad en las SS. La investigación del historiador francés se centra en un reducido conjunto de personas -ochenta- pero trata de dar una imagen representativa de una importante parcela de la sociedad alemana -ilustrada y eficiente- que ejecutó sin rechistar las consignas del régimen y, lo que es aún más significativo, se sintió profundamente seducida por la demagogia nazi hasta el punto de compartir de manera entusiasta sus objetivos &uacut... (Ver artículo original)

Por RAFAEL NUÑEZ FLORENCIO


  Contra el sueño profundo


Peter Handke

Pocos escritores contemporáneos han representado tan bien la figura del caminante romántico, el célebre Wanderer, como el austriaco Peter Handke (Griffen, 1942). Y pocos han demostrado tanta pasión por las letras alemanas como Cecilia Dreymüller, traductora de este Contra el sueño profundo y responsable de la edición del magnífico Handke y España. Todos recordamos el “furor” con el que se leían en nuestro país, entre los setenta y finales de los noventa, las novelas, ensayos, poemas y obras de teatro del autor de Los avispones. La fascinación por Handke nos hizo acompañarle también en su fértil tándem con Wim Wenders y en aquella hermosa y esencial película, El cielo sobre Berlín. Todo esto fue antes de que el autor austriaco cayese en desgracia por un malentendido trágico: su aparente toma de postura a favor de Serbia en la Guerra de los ... (Ver artículo original)

Por ERNESTO CALABUIG


  Aporofobia, el rechazo al pobre


Adela Cortina

En la obra de Adela Cortina (Valencia, 1947) la preocupación ética por la mejora de la condición humana es constante. Ya era evidente en su primer libro, Dios en la filosofía trascendental de Kant (1981) y lo sigue siendo en las páginas que ahora nos propone. Conferenciante y articulista, fue la primera mujer que entró de pleno derecho en la Real Academia de Ciencias Morales. En esta su última y reciente entrega aborda el que en palabras de Jacques Attali es el principal problema del siglo XXI: la pobreza. En un momento en el que el crecimiento económico mundial es el más alto de la historia siguen existiendo pobres pese a que la privación material extrema puede eliminarse. Cuesta entender que el neocapitalismo no sea capaz de reducir las desigualdades, la pobreza y las exclusiones extremas. Acierta Cortina al señalar que poner nombres a las cosas y categorizarlas es ir abriendo la senda del c... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  De qué hablo cuando hablo de escribir


Haruki Murakami

La historia de una obra literaria es -parcialmente- la historia de un hombre. Haruki Murakami (Kioto, 1949) no ha escrito una autobiografía, sino la historia de su vocación como escritor, que empezó con una iluminación mientras asistía a un partido de béisbol y que aún encara el porvenir con expectativas “ilimitadas”, esperando el hallazgo de nuevas tramas y personajes. Se ha dicho que Murakami está acabado, que se repite, que siempre escribe el mismo libro, pero De qué hablo cuando hablo de escribir pone de manifiesto su capacidad de reinventarse, sin abandonar su estilo ni su universo personal. A veces, las señas de identidad de una obra se confunden con fatigosas reiteraciones. Las objeciones que se esgrimen contra Murakami ya se han empleado contra otros autores, sin reparar en que el minimalismo de Carver, el pesimismo de Thomas Bernhard o las obsesiones de Carson McCullers configuran un terr... (Ver artículo original)

Por RAFAEL NARBONA


  El simpatizante


Viet Thanh Nguyen

Cuanto más poderoso sea un país, más dispuesta estará su gente a considerarlo el protagonista del a veces esperpéntico y con frecuencia trágico espectáculo de la historia. Por eso para los estadounidenses, ciudadanos de una gran potencia, Vietnam ha sido un drama exclusivamente suyo en el que el febril país de tigres y elefantes no era más que un telón de fondo, y los vietnamitas, unos extras. La de Vietnam fue una guerra muy literaria que produjo una inmensa biblioteca de ficción y no ficción. Entre todos esos libros no hay más que un puñado en el que los personajes vietnamitas hablen con su propia voz. Hollywood ha dado todavía más protagonismo a Estados Unidos. En películas como Apocalypse Now y Platoon, los vietnamitas son meros figurantes cuyo papel consiste en morir o gemir entre las cenizas de los pueblos incendiados. Todo esto me lleva a El simpatizant... (Ver artículo original)

Por PHILIP CAPUTO (THE NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  Viajar en el tiempo


James Gleick

Tenía 10 años cuando mi hermano me pasó El ruido de un trueno, de Ray Bradbury, avalándolo con el comentario de que era “probablemente, el relato más guay que se había escrito jamás”. La acción comienza en 2055, cuando Estados Unidos acaba de elegir a un candidato presidencial moderado llamado Keith en lugar del déspota Deutscher, “el antitodo; militarista, anticristo, antihumano, antiintelectual”. Mmm. En el relato, un aficionado a la caza mayor llamado Eckels paga a Safari en el Tiempo, S. A. 10.000 dólares para viajar 60 millones de años atrás con una máquina del tiempo y poder abatir un Tyrannosaurus rex. Pero hay una pega: Eckels debe seguir “el sendero”, un pasillo antigravitatorio que Safari en el Tiempo, S. A. ha suspendido sobre el suelo de la selva. ¿Por qué? Porque, como explica el guía de caza, “si pone el pie sobre un r... (Ver artículo original)

Por ANTHONY DOERR


  Había mucha neblina o humo o no sé qué


Juan Rulfo, 100 años en llamas

Sabemos que Juan Rulfo es un Gran-Escritor, indiscutible núcleo del canon narrativo del siglo XX. Lo sabemos apriorísticamente y, en muchos casos, también desde la experiencia personal de una lectura fascinada de su obra; aunque en esa lectura puedan operar factores limitadores y algún malentendido (la distancia cultural, el peso de la ortodoxia académica encargándose de modelar los significados del texto, etc.). En el caso del autor de Pedro Páramo y El llano en llamas, se da un peligro muy particular: la aureola mítica. Su gesto aparentemente categórico de escribir sólo dos libros; sus dos o tres frases más ocurrentes y socorridas (el tío Celerino muriéndose para dejarlo sin historias que contar, o ese “es que yo trabajo” que tan a menudo es recordado en el libro que nos ocupa hoy); la facilidad con que su México árido puede convertirse en souvenir fetichista, co... (Ver artículo original)

Por NADAL SUAU


  Walt Whitman. Vida y aventuras de Jack Engle


Walt Whitman

¿Poeta de una nación o poeta de vagabundos? Se ha dicho que Whitman (Nueva York, 1819-Nueva Jersey, 1892) era un “vagabundo semidivino” (Borges), “un magnífico haragán”, un periodista hostigado por el fracaso, un cajista negligente, un maestro sin vocación, un borracho de buen corazón, un libertino. Nada de eso le impidió convertirse en el poeta de la democracia americana, la voz profunda de la América liberal e inconformista. Hojas de hierba (Leaves of Grass) es la Ilíada del Nuevo Mundo, la Divina Comedia del joven e insolente continente, el Quijote de un país que aún sueña con la última frontera. Para Whitman, la democracia es la religión del pueblo americano. No se trata de una fe pagana, sino de un misticismo liberador que combate el fanatismo y la tiranía. Dios, la Naturaleza y el Hombre componen un todo indisociable que merece ser cantado y celebrado. ... (Ver artículo original)

Por RAFAEL NARBONA


  Adiós a casi todo


Salvador Pániker

El pasado 1 de abril fallecía Salvador Pániker (1927-2017). Ingeniero industrial, licenciado en Filosofía, promotor de empresas, músico, escritor y editor, fue uno de los grandes pensadores independientes y creadores de su generación. Su padre fue un acaudalado industrial indio que se estableció en España en 1916 y se casó con una mujer que por nacimiento pertenecía a la buena burguesía catalana y que además de ser una estimable pianista escribía dietarios. Supo empujar a sus hijos a lo mejor de la cultura universal. Pese a sus numerosos viajes, el espacio central de la vida de Pániker fue Barcelona. Vivía en una “torre” racionalista con jardín y piscina en la zona alta y cara de Pedralbes. En la Costa Brava más arriba de Palamós, en Pals, tenía una casa que en verano le servía de base para conectar con el paisaje humano que habita el A... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  Gente casi perfecta. El mito de la utopía escandinava


Michael Booth

Según el Informe Mundial de la Felicidad de 2017, financiado por la ONU, los cinco países escandinavos se sitúan entre los diez primeros de la lista de países más felices. Noruega, Dinamarca e Islandia copan el podio. Finlandia aparece en quinto lugar y Suecia en el décimo. España ocupa el puesto treinta y cuatro del ranking compuesto por ciento cincuenta y cinco países. Para elaborar la quinta edición de este estudio se han analizado indicadores como el sistema político, los recursos económicos, la corrupción, la educación y el sistema sanitario. La sorpresa de este año es que Dinamarca ha perdido su hegemonía como sociedad más feliz de la Tierra. En 2012, con motivo del primer Informe Mundial de la Felicidad, John Helliwell, Richard Layard y Jeffrey Sachs analizaron todos los estudios disponibles sobre felicidad en las Encuestas Mundiales Gallup, las Encuestas Mund... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  Mi gran familia europea. Los primeros 54.000 años: una historia de la humanidad


Karin Bojs

Karin Bojs (Lundby, 1959), una destacada periodista sueca especializada en temas científicos, decidió un día escribir la historia de los orígenes de Europa tomando como hilo conductor el ADN de sus propias mitocondrias, de las de su abuela paterna y del cromosoma Y de un tío paterno (ya que su padre había fallecido). A primera vista pudiera parecer una extravagancia, pero el resultado es un libro fascinante. A ello contribuye que Bojs esté al día en las publicaciones científicas sobre el tema, haya entrevistado a los investigadores más relevantes y tenga una poco frecuente capacidad para transformar los datos científicos en un relato lleno de vida. Sucede además que sus tres linajes de ADN apuntan hacia los tres puntos de origen más significativos de nuestra Europa. Sus propias mitocondrias tienen su origen en el área del suroeste de Francia y del norte de España en la q... (Ver artículo original)

Por JUAN AVILÉS


  Había mucha neblina o humo o no sé qué


Cristina Rivera Garza

Sabemos que Juan Rulfo es un Gran-Escritor, indiscutible núcleo del canon narrativo del siglo XX. Lo sabemos apriorísticamente y, en muchos casos, también desde la experiencia personal de una lectura fascinada de su obra; aunque en esa lectura puedan operar factores limitadores y algún malentendido (la distancia cultural, el peso de la ortodoxia académica encargándose de modelar los significados del texto, etc.). En el caso del autor de Pedro Páramo y El llano en llamas, se da un peligro muy particular: la aureola mítica. Su gesto aparentemente categórico de escribir sólo dos libros; sus dos o tres frases más ocurrentes y socorridas (el tío Celerino muriéndose para dejarlo sin historias que contar, o ese “es que yo trabajo” que tan a menudo es recordado en el libro que nos ocupa hoy); la facilidad con que su México árido puede convertirse en souvenir fetichista, co... (Ver artículo original)

Por NADAL SUAU


  El gen. Una historia personal


Siddhartha Mukherjee

Incluso antes de que comenzase la historia humana, la gente era consciente de que los padres transmitían algo -llamémoslo “parecido”- a sus hijos, y estos a los suyos, y así generación tras generación. Pero ¿cómo? En el siglo VI a. C., Pitágoras elaboró la teoría de que el semen masculino transmitía la información al interior del cuerpo femenino, que era el que proporcionaba alimento. Doscientos años después, Aristóteles, al observar que algunos griegos se parecían a sus madres y abuelas, propuso que las mujeres, al igual que los hombres, también transmitían su parecido por medio de la sangre. Poco más se averiguó durante los dos milenios siguientes. Cuando Charles Darwin publicó El origen de las especies por la selección natural en 1859, era consciente del incómodo hecho de que toda su teorí... (Ver artículo original)

Por JAMES GLEICK (NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  Cáscara de nuez


Ian McEwan

Podríamos empezar con Hamlet, por supuesto, pero también con Abhimanyu. Encerrado en el vientre de su madre -como dice una de las versiones del Mahabhrata-, Abhimanyu oye a su padre, Arjuna, hablar con su esposa de una estrategia bélica. La estrategia consiste en una formación denominada el “disco”, en la que una fila mortífera de soldados enemigos describe una espiral perfecta en torno a un guerrero. Siete pasos, ejecutados en una secuencia precisa, permiten atravesar el laberinto mortal y escapar. Abhimanyu escucha con atención, pero, mientras Arjuna habla, la madre se queda dormida y la conversación se interrumpe. Cáscara de nuez, la compacta y cautivadora nueva novela de Ian McEwan (Aldershot, 1948), también trata de espirales mortíferas y mensajes perdidos entre padres e hijos aún no nacidos, si bien, en este caso, lo que pende de un hilo es la suerte del padre. Prometo no revelar la f... (Ver artículo original)

Por SIDDHARTHA MUKHERJEE


  Vindicación del arte en la era del artificio


J. F. Martel

Este libro me pareció raro desde el principio. Para empezar, porque Atalanta no tiene en su catálogo libros de arte (excepto uno sobre Remedios Varo, que es tan visionaria como pintora). Luego, porque el autor no me sonaba de nada y la información que se ofrecía de él en la solapa eran sólo diez palabras. Finalmente, porque las imágenes de cubierta y contracubierta no podían ser más distintas, aunque supuse que ilustraban ese arte contrapuesto al artificio al que aludía el título. Y cuando me adentré en sus páginas comprobé que mi primera impresión era acertada. Este es un libro raro, sí, en su doble acepción: por inusual y por original. Aunque su centro de gravedad es el arte, atañe profundamente a dos temas: el espíritu humano y la anestesiada sociedad contemporánea. El punto de partida de Martel es que debemos considerar la creació... (Ver artículo original)

Por JOSÉ MARÍA PARREÑO


  Imperiofobia y leyenda negra


María Elvira Roca Barea

Partir de una perspectiva original, establecer conexiones inéditas y opinar libremente con intención de polemizar sobre un asunto, son las características que distinguen al ensayo. Es lo que ha hecho la profesora Elvira Roca (El Borge, 1966), un ensayo que, si no ha generado aún un debate intenso, es porque lleva pocos meses en la calle. Esperemos que se discutan sus ideas, porque son provocadoras, apasionadas y tocan cuestiones de actualidad. Roca aborda la Leyenda Negra y la vincula a un concepto más amplio, la imperiofobia, enfermedad de la opinión producida por el agente patógeno de la propaganda, que han padecido todos los imperios y cuya versión más actual sería el antiamericanismo. En el caso español, este mal afectó a su imperio cuando existió -desde finales del siglo XV a 1898- y se ha cronificado en forma de hispanofobia. La Leyenda Negra, forma específica de antiespa&n... (Ver artículo original)

Por ADOLFO CARRASCO


  Mac y su contratiempo


Enrique Vila-Matas

En el primer capítulo de Mac y su contratiempo, Enrique Vila-Matas (Barcelona, 1948) parece exhibir todos los juegos con los que va a divertirse en esas trescientas páginas: no en vano, le presenta su novela al lector como si fuera un diario sin lectores; le otorga a su narrador la categoría de principiante en el oficio de la escritura, aunque aclarando que “escribir es dejar de escribir” y, por lo tanto, abriendo la puerta a la posibilidad de que la escritura más perfecta sea la que no se produce; apunta la tentación de escribir un libro falsamente póstumo e inacabado, asumiendo la posibilidad de morir antes de acabar esa falsificación y, por lo tanto, ver estropeado su proyecto al convertirse en realidad; afirma, en fin, que si un día escribiera una novela, “me gustaría perderla como quien pierde una manzana al comprar varias en el colmado paquistaní de la esquina” (y esto lo escribe quien ya ha... (Ver artículo original)

Por NADAL SUAU


  Szymborska. Prosas reunidas


Wislawa Szymborska

“Desde pequeña, me produce placer acumular saberes innecesarios”, afirmaba la poeta polaca y futura premio Nobel Wislawa Szymborska (1923-2012) en su reseña de un libro sobre la cría de reptiles en un terrario. ¿Era una confidencia personal? ¿Una justificación de su trabajo como reseñista de libros sin interés específicamente literario? ¿O la adopción de ese tono era, más bien, un recurso para convertir lo que parecía una mera reseña informativa en una pieza expresiva capaz de desempeñar otras funciones? Szymborska se dedicó a la humilde tarea de comentar estas Lecturas no obligatorias -título general de la serie- desde la década de los 60 hasta el final de sus días, y desde el primer momento aplicó a sus gacetillas el desparpajo y el sencillo acatamiento del asombro de vivir que caracteriza su mejor poesía. “Opino que ... (Ver artículo original)

Por JOSÉ MANUEL BENÍTEZ ARIZA


  El regreso


Hisham Matar

Hacia el final de su elocuente autobiografía, Hisham Matar cita estas palabras de Telémaco, hijo de Ulises, en la Odisea: Ojalá siquiera tuviese yo por padre a un hombre dichoso al que la vejez alcanzase en su hogar, pero la muerte ignota y el silencio son su sino... Matar ha pasado su vida adulta lidiando con ese mismo sentimiento de pérdida e incertidumbre con respecto a la suerte de su padre desaparecido. Jaballa Matar era un líder disidente libio. En 1990 fue secuestrado por agentes al servicio de Muamar el Gadafi, dictador de Libia, y enviado a la tristemente célebre cárcel de Abu Salim, en Trípoli. Sus amigos y sus partidarios políticos arriesgaron la vida para sacar a escondidas sus cartas ocasionales, pero, al cabo de un par de años, las cartas cesaron. El joven Matar no supo si su padre había muerto en la masacre que tuvo lugar en la prisión en 1996 y ... (Ver artículo original)

Por MICHIKO KAKUTANI (THE NEW YORK TIMES)


  Obra Completa


Arthur Rimbaud

En los dos últimos siglos se exacerbó la visión del fenómeno de la creación poética. Dicho fenómeno tuvo raíces políticas en los comienzos del XIX, pero sobre todo fue debido a ese afán de ir más allá con la palabra, de dejar fluir los mecanismos irracionalistas hasta desembocar en los planteamientos radicales de las vanguardias. Ello no impedía el que -ciñéndonos ya a la poesía francesa- se mantuviera el canon clásico a la perfección en algunos autores (Paul Valèry), esa poética de lo perenne más dependiente de formas estructuradas y de contenidos cercanos al pensamiento. El proceso rupturista o irracional, muy presente en tres nombres -Baudelaire, Rimbaud, Lautréamont- se radicalizó extremadamente y -por trasladarnos ya al área de lengua inglesa- con dos nombres: Ezra Pound para la poesía y James Joyce p... (Ver artículo original)

Por ANTONIO COLINAS


  El gigante enterrado


Kazuo Ishiguro

La fantasía es una herramienta del narrador. Es una manera de hablar de cosas que no son, ni pueden ser, literalmente verdad; una forma de concretar nuestras metáforas que adquiere tintes de mito en una dirección y de alegoría en otra. Una vez, hace muchos años, un traductor francés decidió que mi novela Stardust era una alegoría basada en El progreso del peregrino, de John Buyman, y sus alrededores (no lo era), y, tomándose algunas libertades, la tradujo con las oportunas notas al pie. Desde entonces me avergüenza un poco hablar de alegorías, y mucho más hacer siquiera referencia a El progreso del peregrino. Kazuo Ishiguro es un novelista extraordinario, tanto por la calidad de su obra, como porque nunca escribe la misma novela, o incluso el mismo tipo de novela, dos veces. En El gigante enterrado, su séptima y más reciente creación, empieza describiendo la Inglaterra de ha... (Ver artículo original)

Por NEIL GAIMAN (NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  La evolución de Dios


Robert Wright

Dios se ha dulcificado. El dios que adoran la mayoría de occidentales se disgusta de vez en cuando por el aborto o el matrimonio homosexual, pero es un blandengue comparado con el Yavé de la Biblia hebrea, un dios guerrero salvajemente tribal, profundamente inseguro de su estatus y dispuesto a perpetrar asesinatos en masa para alardear de su poder. Pero, por lo menos, Yavé tenía sólidas ideas morales sobre cómo se debían comportar los israelíes. En cambio, sus antecesores cazadores-recolectores eran unos dioses cazurros. No tenían la menor idea de moralidad, su pueblo les gritaba a menudo y eran propensos a las obsesiones estrafalarias. En La evolución de Dios, su brillante nuevo libro, Robert Wright (Lawton, Oklahoma, 1957) cuenta la historia de cómo Dios ha madurado. Empieza por las deidades de las tribus cazadoras-recolectoras, pasa a las de las jefaturas y las naciones, luego al politeísmo d... (Ver artículo original)

Por PAUL BLOOM (THE NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  Estudios del malestar. Políticas de la autenticidad en las sociedades contemporáneas


José Luis Pardo

El filósofo madrileño José Luis Pardo (1954), que ya fuera finalista del Premio Anagrama de Ensayo en 1977 con su primer libro, Transversales, ha obtenido el ansiado galardón en su cuadragésima edición con una obra que analiza las consecuencias de la erosión política e institucional sufrida en las sociedades contemporáneas por la crisis económica y el declive del Estado de bienestar. Pardo, catedrático de filosofía de la Universidad Complutense, Premio Nacional de Ensayo en 2005 por La regla del juego, ha atesorado en estos años una trayectoria intelectual de prestigio, avalada por la coherencia con que ha defendido siempre la condición singular de su disciplina frente a los equívocos que suscita el persistente afán de hacerla funcionar en un registro ajeno. Estudios del malestar, una obra de madurez, reitera esos méritos, demostrando el valor de la filosofía pa... (Ver artículo original)

Por MANUEL BARRIOS CASARES


  El bosque infinito


Annie Proulx

Escriba sobre lo que escriba, la novelista y autora de relatos Annie Proulx (Connecticut, 1935) siempre trata, al menos en parte, la tormentosa relación con la naturaleza. El tema está presente en el imponente mar de Atando cabos, ganadora del Pulitzer, en los ranchos miserables y el “polvo maldito” de sus relatos sobre Wyoming (incluido “En terreno vedado”, en el que el deseo es la fuerza natural que exige se le debe), y en El bosque infinito, su novela más reciente, una historia de avaricia miope y duradera cuyo tema no podría ser más importante: la destrucción de los bosques del mundo. La extracción de recursos a escala industrial es el mejor ejemplo de la infame tragedia del patrimonio colectivo. La degradación del entorno es un coste fraccionario dividido entre todos y cada uno de nosotros, mientras que el beneficio que va a parar a cada explotador es un número entero que estos no tienen por qu&eacu... (Ver artículo original)

Por WILLIAM T. VOLLMANN


  Kafka


Reiner Stach

¿Es posible escribir una biografía definitiva sobre Kafka? Sólo un insensato afirmaría que sí. Los clásicos son criaturas vivas, ríos que fluyen sin descanso. No hay una perspectiva total, capaz de reunir todas las imágenes que compone su curso, sinuoso y desigual. Sin embargo, algunas miradas son más perspicaces que otras, revelando los sedimentos más profundos que se acumulan en su lecho. Reiner Stach (Rochlitz, Alemania, 1951) ha desplegado una de esas miradas, cuyo valor no reside en su carácter presuntamente insuperable, sino en la fecundidad de su planteamiento, que trasciende la mera erudición para convertirse en un texto de indudable valor histórico y literario. El “caso Kafka”, por utilizar la expresión de Marthe Robert, implica muchos riesgos, principalmente excederse en la exégesis, pecado capital de la crítica literaria. Se ha dicho que la lite... (Ver artículo original)

Por RAFAEL NARBONA


  Por último, el corazón


Margaret Atwood

Al principio, el mundo de Por último, el corazón parece familiarmente postapocalíptico: Charmaine y Stan, un matrimonio sin recursos, vagan a la deriva por un paisaje desolado sin otra opción que dormir en el coche, mientras los bandidos errantes amenazan con asaltarlos cada noche. A medida que la historia avanza, nos damos cuenta de que la realidad de la novela es aún más inquietante: no es otro universo; es solo una versión ligeramente exagerada del nuestro. Un mundo en el que la clase trabajadora ha sido empujada al borde del abismo económico, y el sueño de la clase media ya solo sobrevive en forma de pesadilla viviente. Uno de los últimos sectores sostenibles es el sistema penitenciario. “Antes, el sentido de las cárceles era el castigo; luego fue la rehabilitación y la penitencia, y más tarde, tener encerrados dentro a los delincuente peligrosos. Después, durante unas cua... (Ver artículo original)

Por JOHNSON, MAT


  Time out of mind. The lives of Bob Dylan


Ian Bell

La gente suele engancharse a Bob Dylan (Minnesota, 1941) al final de la adolescencia o principios de la veintena. Pero en determinado momento, la gente pierde el interés. Sin embargo, la pérdida de interés rara vez resulta definitiva, sobre todo desde 1991, cuando su ininterrumpida carrera de grabaciones empezó a desarrollarse en tándem con un lento goteo de lanzamientos de recopilatorios. Yo me enganché a Dylan cuando tenía 18 años, con la publicación de Desire en 1976. Así que, aunque Once Upon a Time -el primer volumen de Ian Bell (Edimburgo, 1956-Coldingham, 2015), que abarca los años hasta Blood on the Tracks- me atrapó, Time Out of Mind -el segundo y el que nos ocupa ahora- ha tenido esa especial atracción del “aquí entro yo”, propia de la historia que uno realmente ha vivido. El primer libro permitió a los lectores comparar el relato de Bell de la ll... (Ver artículo original)

Por GEOFF DYER (THE NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  Me llamo Lucy Barton


Elizabeth Strout

Elizabeth Strout (Portland, 1956) publica nueva novela. Una noticia que movilizó a miles de lectores en Estados Unidos y que no debería pasar desapercibida en España. Hablamos de la autora que ganó el Pulitzer en 2009 con la magnífica Olive Kitteridge, una obra que le proporcionó la fama y cuyos derechos compró Joel Coen para hacer una excelente miniserie que protagonizó Frances McDormand. Este famoso libro se componía de lo que parecían trece relatos conectados entre sí que en realidad conformaban una gran novela. Asistimos al leerlo a las contradicciones de una maestra jubilada con un carácter fuerte y a la vez compasivo que se relaciona con los habitantes de un pequeño pueblo de Maine. Un lugar que recuerda en algo al Winesburg, Ohio, de Sherwood Anderson. Elizabeth Strout, digámoslo ya, es hoy una de las voces más originales e interesantes de la narrativa n... (Ver artículo original)

Por MARÍA TENA


  Retratos de mujeres


Charles-Agustin Sainte-Beuve

Charles-Agustin Sainte-Beuve (Boulogne-sur-Mer 1804-Paris 1869) es el crítico literario más relevante del siglo XIX. Desde sus primeros artículos sobre Victor Hugo fue capaz de inventariar, enjuiciar y urbanizar la literatura francesa y sus aledaños. Su honrado y concienzudo esfuerzo le causó numerosos disgustos con la nobleza y la política de su tiempo. Pagó con soledad el desapego de amigos como Lamartine, Vigny o George Sand que, ante su compromiso con la verdad literaria, se consideraban traicionados por textos que, más allá de la fácil alabanza, evaluaban la calidad de lo escrito. Poeta y novelista, su voluminosa obra ha tenido considerable influencia hasta bien entrado el siglo XX. Entender la literatura francesa, desde el periodo que se inicia con el Renacimiento hasta la actualidad, es imposible sin acudir a unos textos que acopian una ingente cantidad de información social y literaria. Todav&... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  2084. El fin del mundo


Boualem Sansal

¿Cómo sería un mundo gobernado por el fundamentalismo religioso? Boualem Sansal (Argelia, 1949) ha abordado ese temor en 2084, una novela que no disimula su deuda con 1984, la célebre distopía imaginada por Orwell para advertir sobre los riesgos del totalitarismo político. Sin miedo a internarse en el terreno de lo políticamente incorrecto, Sansal ha basado su fantasía en el Islam, mostrando las aberraciones morales de una religión que nunca ha disimulado su hostilidad hacia los valores de las sociedades democráticas. No obstante, su ficción puede aplicarse indistintamente a cualquier religión, pues la verdad revelada siempre aspira al poder absoluto y al exterminio del adversario, dividiendo al género humano en creyentes e infieles. “Puede que la religión haga amar a Dios -escribe Sansal en el umbral de su obra-, pero no hay nada como ella para acabar detestando al ser humano y odiar... (Ver artículo original)

Por RAFAEL NARBONA


  Aquí estoy


Jonathan Safran Foer

En la medida en que Aquí estoy -la brillante y original, aunque, a veces, problemática nueva novela de Jonathan Safran Foer (Washington D.C., 1977)- tiene un argumento central, éste involucra a cuatro generaciones de los Bloch, una familia judía de la ciudad de Washington formada por Jacob, Julia, sus tres hijos, el padre y el abuelo de Jacob. A lo largo del mes aproximadamente que constituye el núcleo de la cronología de la novela, los Bloch se enfrentan a diversos problemas familiares: una posible infidelidad, qué significa ser judío, qué saben (y qué no) los hijos de sus padres, la muerte del anciano patriarca, la aparente mala conducta de uno de los niños en el colegio, la conveniencia de celebrar el bar mitzvá vista la renuencia del joven, el idilio de los niños con la realidad virtual y la incontinencia del perro. También afrontan problemas atípicos e inverosímiles: en ... (Ver artículo original)

Por DANIEL MENAKER (THE NEW YORK TIMES BOOK REVIEW)


  Refugiados. Frente a la catástrofe humanitaria, una solución real


Sami Naïr

¿Vuelven los bárbaros? ¿Los tenemos ya en las puertas (Turquía, Grecia, Libia, Jordania, Líbano, Magreb, México...) de Europa y de los EE.UU.? “Por supuesto”, responden un día sí y otro también los Le Pen, Farage, Orban, Trump y compañía. “Si no hacemos nada para impedirlo, el influjo migratorio será como la invasión de los bárbaros del siglo IV y las consecuencias, las mismas”, decía Marine Le Pen, la dirigente del Frente Nacional, el año pasado en Amiens. Las principales oleadas de extranjeros que precipitaron la caída del imperio romano de Occidente no se produjeron hasta el siglo V y “la muerte, las ruinas, los incendios y el luto” que, según San Orencio de Auch, testigo y cronista de aquellas invasiones, dejaron a su paso nada tienen que ver con los efectos que, hasta ahora, ha tenido la entrada masiva de refugiados e i... (Ver artículo original)

Por FELIPE SAHAGÚN


  Perro. Vida de Rainer María Rilke


Albert Roig

Los estudios biográficos responden a varios cánones, en función del interés o la pasión que el autor ponga en su visión. En esta actitud juegan un papel importante factores como el mero afán erudito, el fervor hacia el autor y sus obras o un fuerte componente creativo sobre la vida estudiada. A veces, estos factores confluyen y la biografía sale de la aridez de los datos para poner al lector en sintonía con una visión profunda y arriesgada del biografiado. Estas tres formas de enfocar una vida se han dado también en las biografías de Rilke. Opino pensando exclusivamente en las españolas o en las traducidas. A grandes rasgos, y sin ser exhaustivos, podemos recordar, para el primero de los enfoques, las de Bermúdez-Cañete, Valverde o Ferreira Alemparte. Entre las segundas, las de Antonio Pau (rigurosa y sensible) y Angelloz; entre las terceras, la que ha supuesto un hito por su... (Ver artículo original)

Por ANTONIO COLINAS


  Cazadores de piratas


Robert Kurson

A pesar de todos los esfuerzos de Robert Kurson (Chicago, 1963) por saturar Cazadores de piratas, su último libro, de emociones exaltadas, sus mejores páginas son las que resumen Tras la sombra del submarino (2004), otra obra del autor y una de las historias reales más fascinantes y electrizantes que han llegado a las listas de éxitos de ventas en los últimos años. Tras la sombra del submarino trataba del descubrimiento de un sumergible alemán que naufragó frente a la costa de Nueva Jersey, pero abarcaba mucho más: las dramáticas historias de vida y muerte de los buzos, sus febriles esfuerzos por identificar la nave, y hasta su delicadeza al explorar una embarcación llena de combatientes enemigos muertos tan jóvenes. La suerte acompañó a Kurson cuando fue a dar con John Chatterton y Richie Kohler, el equipo de Tras la sombra del submarino, y con la historia de su vida para un escritor de a... (Ver artículo original)

Por JANET MASLIN


  Poemas de la era del jazz


Francis Scott Fitzgerald

El lugar en la literatura universal del escritor norteamericano Francis Scott Fitzgerald (Saint Paul, Minnesota, 1896-Hollywood, California, 1940) es el de un narrador, el de autor de El gran Gatsby (1925), “una popular obra maestra”, como la ha calificado Harold Bloom, una doble condición, valor literario y popularidad, que no es precisamente muy habitual. El novelista de Minnesota conoció un notable éxito con su primera novela, A este lado del paraíso, en 1920. Un éxito que le vino de una historia en buena parte autobiográfica en la que el personaje de Amory Blaine es una especie de encarnación del propio novelista. Y es pertinente recordar esto porque Blaine es retratado, entre otras cosas, como poeta, y se recogen sus filias y fobias literarias y también algunos de sus poemas. Sin embargo, Blaine-Fitzgerald no está particularmente satisfecho de sus versos, tanto es así que en cierto momento dice... (Ver artículo original)

Por TÚA BLESA


  En defensa del altruismo. El poder de la bondad


Matthieu Ricard

Lo que aquí se pretende es mostrar que el altruismo beneficia tanto a los seres humanos como a la Tierra en su conjunto. Atreverse al altruismo ha sido la consigna de Matthieu Ricard (Aix-les Bains, Francia, 1946), desde que viajó por primera vez a la India en 1967 y en 1972 se traslada desde París al Himalaya para formarse como monje budista tibetano. Atrás quedaba su doctorado en genética celular realizado en el Instituto Pasteur de la capital de Francia, bajo la dirección del premio Nobel en medicina François Jacob. Hijo del conocido y polémico Jean-Francois Revel (1924-2006) y de una pintora de fama, Yahne Le Toumelin, Ricard parecía predestinado a tener una vida cómoda y brillante en una Francia que atravesaba sus mejores décadas del siglo XX. No en vano su padre (Revel es un seudónimo), miembro de la prestigiosa Academia Francesa, era un héroe de la Resistencia y un intelectual muy p... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  Horas en una biblioteca


Virginia Woolf

Hay momentos históricos que marcan un época; ahora, tras el Brexit, vivimos uno. El período que medió entre 1910 y1925 fue otro. Virginia Woolf (nacida Adeline Virginia Stephen, 1882-1941), mujer inteligente, educada por sí misma y asistida por los sabios consejos de su padre, el intelectual Leslie Stephen, no pudo ir a la universidad de Oxford por estar cerrada entonces a las mujeres. Se vivían momentos extraordinarios, la primera guerra mundial, la cruenta batalla del Somme, de 1916, donde hubo un millón de víctimas. Woolf redacta, por esas fechas, el texto crítico que da título a esta colección de ensayos, Horas en una biblioteca, publicado inicialmente en el Times Literary Supplement (30-11-1916), donde pide carta franca para quien denominaba en el título del primer tomo de sus ensayos reunidos, “El lector común”. La sociedad inglesa se trasformaba a gran velocidad... (Ver artículo original)

Por GERMÁN GULLÓN


  La nueva Odisea. Historia de la crisis europea de refugiados


Patrick Kingsley

La Segunda Guerra Mundial ocasionó un brutal movimiento de población. Entre doce y catorce millones de europeos fueron desplazados. El recuerdo de aquellos hechos no ha servido para atajar y solucionar la actual y dramática crisis migratoria que vive Europa. Un valioso periodista inglés, todavía sin cumplir los treinta años, se ha introducido en el interior de esta crítica situación humanitaria y nos ha puesto frente a un movimiento de personas cuya tragedia no tiene parangón en los últimos setenta años. A finales de 2015, más de un millón de personas había entrado, sólo en dicho año, en Europa. De ellos, más de tres mil se habían ahogado en el mar Mediterráneo. Gente en su mayoría procedente de Siria pero también de Iraq, Afganistán, Eritrea, Egipto o Nigeria. Se calcula que un considerable número de subsaharianos muri... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  Darse. Autobiografía y testimonios


Victoria Ocampo

Dice el poeta y novelista Carlos Pardo que ha afrontado la elaboración de este fenomenal Darse con la voluntad de reivindicar la faceta de escritora de Victoria Ocampo (Buenos Aires, 1890-1979), generalmente eclipsada por su condición de mecenas cultural, fundadora de la revista Sur, amiga y amante de muchos hombres relevantes, cabría decir también que musa de alguno de ellos siempre que pongamos la palabreja en minúsculas y le demos la importancia debida: no mucha. Porque Ocampo, este libro lo demuestra, tuvo ocupaciones más estimulantes que la de musa, incluso en el ámbito de lo sentimental: cuando escribe que “el hombre fue mi patria”, la autora se declara activa, ocupadora y no receptáculo. Como sea, estábamos con Pardo y su espléndida tarea editora, dándole forma a un volumen autobiográfico y memorialístico armónico y bien estructurado que ha implicado bucear en la r... (Ver artículo original)

Por NADAL SUAU


  Siria, el país de las almas rotas. De la revolución al califato de ISIS


Javier Espinosa y Mónica García Prieto

“Siria, después de cinco años: 330.000 muertos, 7 millones de desplazados internos, 5 millones de refugiados y 14 millones necesitados de ayuda”. Con este tuit resumía The International Spectator el 15 de junio la destrucción de lo poco que quedaba a comienzos del siglo XXI de una de las principales cunas de la civilización, que se remonta al imperio semita, tres mil años antes de Cristo. En estas cuatrocientas páginas (cincuenta más si sumamos un prólogo y un epílogo de lujo, las cuidadas notas y el completísimo índice alfabético), dos de los mejores corresponsales españoles en el extranjero de los últimos veinte años, Javier Espinosa (Málaga, 1964) y Mónica García Prieto (Badajoz, 1974), desentrañan los secretos de las bestias responsables de la tragedia. Como lector, son tantos los culpables y sus crímenes tan horrendos q... (Ver artículo original)

Por FELIPE SAHAGÚN


  Cero K


Don Delillo

La muerte acecha a los personajes de Don DeLillo, ya sea en forma de terrorismo, bomba atómica, asesinato, suicidio, guerra, terremotos, cultos sanguinarios o “un episodio tóxico aéreo” que sobrevuela la tierra “como una especie de nave funeraria en una leyenda escandinava”. Para intentar conjurar el miedo a la muerte, los habitantes de su obra recurren compulsivamente a sistemas de creencias, drogas, aficiones, principios organizadores (desde el fútbol hasta las ecuaciones matemáticas pasando por las historias), rituales domésticos, o cualquier cosa capaz de mantener a raya el hecho inexorable de la condición mortal. “Todas las tramas tienen tendencia a avanzar hacia la muerte”, sentencia el narrador de Ruido de fondo. “Es su naturaleza. Ya sean tramas políticas, terroristas, tramas de amantes, tramas narrativas o tramas de los juegos infantiles. Cada vez que tramamos algo, nos acercamos un poco... (Ver artículo original)

Por MICHIKO KAKUTANI


  De la finitud


Günter Grass

Los escritores inmortales existen en el centro del universo cultural, como Cervantes o Shakespeare, porque sus obras definen características imperecederas del ser humano. A los talentos más recientes, especialmente quienes bucearon en las aguas turbias de la realidad, como Zola, Virginia Woolf, o el propio Günter Grass (Danzig, 1927- Lübeck, 2015), críticos desafectos suelen intentar cortarles el oxígeno que mantiene sus creaciones a flote. Al francés lo califican de traidor a su patria, a la inglesa intentaron ensuciarla haciendo de sus condiciones físicas, un trastorno bipolar o su defensa de los derechos de la mujer, como algo de lo que uno debe avergonzarse, y a Grass lo condenan por mentiroso, por presentarse como un falso progresista. La activa personalidad política, sea su apuesta por la social democracia de Willy Brand, su oposición a la reunificación alemana, o un supuesto antisemitismo, llegó a ... (Ver artículo original)

Por GERMÁN GULLÓN


  El juicio político de los expertos


Philip E. Tetlock

Las campañas electorales son excelentes escaparates para analistas con ganas de lucimiento público. En mitad del ruido y de la furia, el pronóstico político se adueña de los grandes medios y de las redes sociales. En estos últimos años, ha ido creciendo el número de expertos que, a instancia de partidos políticos o de intereses vinculados a la política, han ido creando y puliendo diversos instrumentos de medida destinados a prever, con mayor exactitud, los resultados de las elecciones y sus consecuencias sociales. Académicos, intelectuales, periodistas o gurús han dedicado y dedican un considerable esfuerzo a pronosticar las intenciones de los votantes. Con el avance de las nuevas tecnologías -el big data ofrece interesantes recursos-, informáticos, físicos y matemáticos han ido creando modelizaciones cuantitativas destinadas al análisis electoral. Pese a todos ... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  Breve historia de siete asesinatos


Marlon James

"Bueno, en una historia llega un momento en que tienes que expandirte", observa un personaje ya bien entrada Breve historia de siete asesinatos, la nueva novela de Marlon James. “No puedes limitarte a enfocar. Hay que darle perspectiva”. Un periodista estadounidense llamado Alex Pierce se explica ante un grupo de narcotraficantes jamaicanos, miembros de la banda Storm Posse, que han seguido sus pasos hasta Brooklyn y amenazan con matarlo si no reescribe su próximo artículo siguiendo sus instrucciones. Estamos en 1991, y Alex sabe demasiado, y, al mismo tiempo, demasiado poco, sobre la violencia de las bandas que asola Jamaica desde su independencia en 1962. Al igual que todos los escritores, es un despistado en busca de una pista. Esa sensación apremiante de no conocer atormenta en particular a los novelistas. James, el creador de Pierce, tiene tal afán inquisitivo que va más allá de lo que se puede establecer como hecho hist&o... (Ver artículo original)

Por ZACHARY LAZAR


  No ha lugar a proceder


Claudio Magris

En Otras inquisiciones, Borges cita una comedia de Bernard Shaw, donde se menciona el incendio de la biblioteca de Alejandría. Un personaje advierte a Julio César que el fuego podría reducir a cenizas la memoria de la humanidad. César le contesta: “Déjala arder. Es una memoria de infamias”. La Antigüedad fue pródiga en matanzas, pero la posteridad no se ha caracterizado por el respeto a la vida humana. Claudio Magris (Trieste, 1939) nos rinde cuentas de la continuidad del horror en No ha lugar a proceder, un libro ambicioso y profundo. Su objetivo no es simplemente narrar los momentos más trágicos del siglo XX, mezclados con fugaces incursiones en un pasado más remoto, sino comprender el mal moral y metafísico capaz de engendrar abominaciones como Auschwitz e Hiroshima. Magris apunta que no debemos familiarizarnos con el humo desprendido por los cuerpos calcinados, pues “si no se deja de ha... (Ver artículo original)

Por RAFAEL NARBONA


  La puerta de los asesinos. Historia de la guerra de Irak


George Packer

En La puerta de los asesinos, su crónica de la guerra de Irak, George Packer (California, 1960) cuenta cómo Drew Erdmann, un joven funcionario estadounidense en Bagdad que se acababa de doctorar en Historia por Harvard, relee La extraña derrota, el clásico de Marc Bloch sobre la caída de Francia en 1940. Un par de líneas atraen su atención: “El abecé de nuestra profesión -afirma Bloch- es evitar los grandes términos abstractos para intentar descubrir tras ellos las únicas realidades concretas, que son los seres humanos”. La de Estados Unidos en Irak es una historia de ideas abstractas y realidades concretas. “Entre ellas -dice Packer- media una distancia aún mayor que los 13.000 kilómetros que separan Washington de Bagdad”. Packer empieza su absorbente relato con las ideas que llevaron a Estados Unidos a la guerra. Unos cuantos neoconservadores llevaban tiempo pensando ... (Ver artículo original)

Por FAREED ZAKARIA


  La primavera de Múnich


Jordi Amat

Aquel puñado de españoles, venidos del exilio y del interior, representativos de todas las corrientes de la democracia liberal, que se reunieron en Múnich en junio de 1962, no vieron cumplido su deseo de iniciar una transición a la democracia, que no se produciría hasta quince años después, demasiado tarde para que ninguno de ellos pudiera jugar en ella un papel protagonista. No estaban allí ni los comunistas, que no fueron invitados, ni aquellos que hasta el final fueron fieles al régimen de Franco, pero había suficientes representantes de las dos Españas de los años treinta, desde José María Gil Robles hasta Rodolfo Llopis, por entonces secretario general del PSOE, como para que aquel encuentro, se convirtiera en el símbolo de esa reconciliación que haría posible el gran consenso de 1978. No fueron los padres de la democracia, pero sí sus profetas. ... (Ver artículo original)

Por JUAN AVILÉS


  Todo lo que no te conté


Celeste Ng

La familia debería ser un remanso de paz, pero muchas veces es un auténtico escenario de batalla. Las posibilidades de conflicto se agravan cuando la experiencia de la emigración ha forzado la necesidad de adaptarse a un nuevo modelo cultural. Celeste Ng nació en Pittsburgh, Pennsylvania, pero sus padres abandonaron Hong Kong en los años sesenta. Ambos triunfaron profesionalmente: el padre trabajó como físico de la NASA y la madre impartió clases de química en la Universidad de Cleveland. Después de leer Todo lo que no te conté, es imposible no preguntarse si Celeste no ha relatado la historia de su familia, con las licencias literarias que se presupone a la ficción. Sus personajes no parecen ajenos a la atmósfera que tal vez respiró en su infancia y adolescencia. James Lee, imaginario profesor de historia americana en la Universidad de Middlewood, Ohio, podría simbolizar la ... (Ver artículo original)

Por RAFAEL NARBONA


  El viaje a Echo Spring. Por qué beben los escritores


Olivia Laing

“A menudo, la vida moderna”, escribió Hemingway en una ocasión, “es una opresión mecánica, y el alcohol es el único alivio mecánico”. La observación es acertada si recordamos que se escribió antes de que otras drogas llegasen a ser ampliamente asequibles, pero también es una de las premisas de la cautivadora y entusiasta mirada de Olivia Laing a la demencia alcohólica de seis famosos escritores: John Cheever, Tennessee Williams, John Berrymann, Ernest Hemingway, F. Scott Fitzgerald y Raymond Carver. Más que limitarse a juntar sus historias en una especie de biografía colectiva, Laing teje los retratos de cada uno de ellos en el viaje por carretera que hizo desde Nueva York a Port Angeles, en Washington, última residencia de Raymond Carver. La idea es reunir las ciudades y los paisajes en los que estos hombres estuvieron inmersos. Por supuesto, el alcoholismo de los escr... (Ver artículo original)

Por LAWRENCE OSBORNE


  Esa puta tan distinguida


Juan Marsé

Recuerdo que, al estudiar Últimas tardes con Teresa en la Universidad, un compañero encontró una fórmula para desacreditarla: “esto es un guión de cine”. Su error era doble, en primer lugar porque o Juan Marsé es un novelista o no lo es nadie; en segundo lugar, porque la parte de verdad que contenía esa gracia, es decir, que hay algo cinematográfico en la escritura de Marsé, no tiene nada de inconfeso o negativo. Una de las raíces de la narrativa de Marsé es el cine americano, rasgo definitorio de la relación sentimental que varias generaciones de la posguerra han mantenido con la cultura y la memoria. Ahora, este octogenario publica novela nueva de título poco prometedor pero que enseguida se revela equívoco, Esa puta tan distinguida, y su relación con ese otro arte, como espectador pero también como colaborador, le sirve para regresar a su propio mundo sin caer en... (Ver artículo original)

Por NADAL SUAU


  Ciudad en llamas


Garth Risk Hallberg

Ciudad en llamas, de Risk Hallberg, es una primera novela extensa y deslumbrante y una sorprendente máquina de realidad virtual que nos traslada como un rayo a la Nueva York de la década de 1970, esa época grumosa y cubierta de pintadas en la que la ciudad se tambaleaba al borde de la quiebra, el Bronx ardía, Central Park era un sórdido coto de caza para atracadores y el Hijo de Sam merodeaba por las calles. En la parte baja de Manhattan nacía el punk rock, y los artistas muertos de hambre todavía podían alquilar buhardillas en la Midtown. El vinilo era el sistema favorito para proveerse de música, los escritores seguían escribiendo con máquinas de escribir, los investigadores dependían de los microfilms y ningún conocido de nadie tenía teléfono móvil. Aunque Hallberg solo tiene 36 años, ha logrado evocar todo esto -además de la cacofónica banda so... (Ver artículo original)

Por MICHIKO KAKUTANI


  La búsqueda de Europa. Visiones en contraste


VV.AA.

En un momento crítico de la historia de la construcción de la Unión Europea, la aparición de un concienzudo y extenso volumen dedicado al análisis de sus problemas no puede ser más oportuna. Veinte contribuciones del más alto nivel internacional encajadas en tres apartados. “Las bases económicas del proyecto europeo”, “Europa y sus naciones: política, sociedad y cultura” y, por último, “Los límites no resueltos de Europa y los nuevos poderes mundiales”. Para algunos analistas la Unión Europea (UE) es un misterio; para otros, un problema. Ni es un Estado de pleno derecho, ni una vaga federación de estados nacionales que cooperan entre sí. Su capacidad de coacción es relativa y aunque parece una estructura dominada por Alemania, los germanos están derivando cada vez más soberanía a la UE. Al tiempo que Europa se intenta constru... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  Dadá. El cambio radical del siglo XX


Jed Rasula

Dadá. El cambio radical del siglo XX, de Jed Rasula, prescinde de algunos viejos clichés de la historia del arte, entre los que destaca la fijación cronológica del dadaísmo como precursor del surrealismo o como hermano menor del futurismo. La ordenación que los críticos de arte han hecho de los movimientos de vanguardia del siglo XX ha requerido que estos fuesen reconocibles y que estuviesen muertos. Esto los ha hecho prácticos y comercializables, al tiempo que los ha vaciado de su contenido revolucionario. El mercado del arte acogía gustoso los productos de cualquier “ismo” en cuanto reconocía su estilo distintivo. La única vanguardia que se ha librado de esta procesión de autómatas ha sido el dadaísmo. ¿Y qué es Dadá? “Los verdaderos dadaístas están en contra del dadaísmo”, escribió Tristan Tzara en el Manifiesto... (Ver artículo original)

Por ANDREI CODRESCU


  Cinco esquinas


Mario Vargas Llosa

Una nueva novela de Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936) resulta necesariamente un acontecimiento de mercado, en tanto que es una nueva-novela-de un Premio Nobel, figura esencial del boom, presencia mediática intensiva, etc. Desde un punto de vista literario, si recordamos que es una nueva-novela-de un narrador al que tanto hemos admirado, aproximarse a ella tiene el interés de situarla en el mapa de su producción: cabe preguntarse si el peruano, que cumple ochenta años en 2016, ha desarrollado algo que quepa considerar como “estilo tardío”, o al menos calibrar qué papel jugará esta pieza en el dibujo total de su trayectoria. Finalmente, a una nueva-novela-de Mario Vargas Llosa también cabría, si se quisiera, abordarla como Eloy Fernández Porta reclamaba a la crítica española hacer las cosas en su ya lejano Afterpop, es decir: analizando su consistencia propia y específica, y no su condi... (Ver artículo original)

Por NADAL SUAU


  Las mil caras de Anonymous


Gabriella Coleman

Nuestras vidas están cada día más conectadas a las redes de información global. La tecnoutopía prometida por Silicon Valley, la tecnología al servicio de la humanidad, parece cada más cercana. El acceso a una educación de calidad es cada día más fácil a través de sitios web como la Khan Academy. El móvil permite que un agricultor valenciano pueda acceder a los mismos datos sobre las enfermedades de la naranja que un doctorando del MIT. La interconectividad es uno de los puntos fuertes de Internet. Permite establecer conexiones entre personas distintas y distantes. Las ventajas del mundo en línea son evidentes. Sin embargo, esa misma red global que entre otra muchas cosas controla el tráfico aéreo, tiene también su lado obscuro. Con el comienzo de los ordenadores personales surgieron los primeros piratas informáticos. Como escribe Marc Goodman en su incisi... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  Una luz fugaz en la oscuridad


Richard Dawkins

En Una curiosidad insaciable, primera parte de su autobiografía (que El Cultural reseñó en noviembre de 2014), Richard Dawkins (Nairobi, Kenia, 1941) describía cómo perdió la virginidad en Londres con una violonchelista a la algo avanzada edad de veintidós años. Su manera de contar el episodio era típica de él. En primer lugar se remitía a la ciencia. “Para un biólogo no es difícil explicar por qué los sistemas nerviosos han evolucionado de tal manera que han hecho del encuentro sexual una de las indefectiblemente mejores experiencias que la vida tiene que ofrecer”, decía. “No obstante, darle una explicación no la hace menos maravillosa”. A renglón seguido apelaba a la literatura y a la moral, y afirmaba: “No diré nada más sobre el tema y no revelaré confidencias. No se trata de esa clase de autobiografía”. ... (Ver artículo original)

Por DWIGHT GARNER


  No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles


Patricio Pron

Tiempos interesantes que se miran en tiempos interesantes que se miran en tiempos interesantes. La nueva novela de Patricio Pron (Rosario, 1975) enlaza el final de la segunda guerra mundial, los violentos años setenta italianos y el presente, un 2014 de manifestaciones y abstracción financiera. Al hacerlo, se permite hablar de historia y literatura, de violencia y vanguardia, de política. Y ya puestos, No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles se convierte en firme candidata, en el mes de febrero, a ser uno de los libros de la narrativa en castellano de este año. Si es que eso tiene alguna importancia. Reconstruyendo varias voces, adoptando a ratos el aspecto de una investigación grabadora en mano, otras veces el de una novela de narrador omnisciente, y en su tramo final el de catálogo de documentos, nombres y deudas, la novela recrea un Congreso de Escritores Fascistas Europeos que tuvo lugar en 1945 y acab&oacu... (Ver artículo original)

Por NADAL SUAU


  Aventuras e invenciones del profesor Souto


José María Merino

En la estela de Pessoa con sus heterónimos y Antonio Machado con sus apócrifos, José María Merino ha creado la figura del profesor Souto, que apareció pronto en la narrativa corta del escritor leonés nacido en La Coruña para acabar convirtiéndose en alter ego del autor. Eduardo Souto hizo su primera aparición con este nombre en “Las palabras del mundo”, cuento incluido en El viajero perdido (1990). En su primera versión, publicada en 1987, el profesor tenía otro nombre que Merino cambió porque coincidía con el de un profesor universitario real. Y desde sus comienzos Eduardo Souto ha venido siendo, como personaje, suplantador o alter ego, un profesor universitario dedicado a la Lingüística, vagabundo y mendigo entregado a investigaciones por libre durante años de extravío y delirio, profesor universitario de nuevo en España y en Estados Unidos, co... (Ver artículo original)

Por ÁNGEL BASANTA


  Asimetría


Adam Zagajewski

La presentación en España de la obra del poeta polaco Adam Zagajewski (1945) no vino de la mano de la poesía, sino de la prosa. De la excelente prosa de un poeta, por cierto. Me refiero a En la belleza ajena, una suerte de memorias de juventud. De quien se inicia en la poesía. Un “ciego canto de amor a una ciudad y su tiempo”, según Ida Vitale. Fue en 2003, lo tradujo Á. Díaz-Pintado y lo publicó Pre-Textos, que dos años después, en versión de E. Bortkiewicz, incluía en su catálogo Poemas escogidos, con selección y prólogo de M. López-Vega. Ya allí destacaba éste “el estigma del desarraigo” de alguien que nació en Lvov o Lviv, ahora Ucrania, pasó su infancia en Gliwice (Silesia) y acabó adoptando como suya la ciudad de Cracovia, protagonista del citado diario. Allí volvió en 2002 tras un periplo que le llev&... (Ver artículo original)

Por ÁLVARO VALVERDE


  La gran hambruna en la China de Mao


Frank Dikötter

Los comunistas jamás negaron que su sistema produciría víctimas, pero insistieron en que serían escasas en número y abundantes en culpas. Por otro lado, ante las consecuencias negativas del comunismo, alegaron que no se derivaban de las ideas socialistas sino de malas personas que se desviaron de las mismas. Frank Dikötter (Stein, Holanda, 1961), profesor en las Universidades de Londres y Hong Kong, prueba lo contrario. El quinquenio posterior a 1958 fue llamado “Gran Salto Adelante”, y su objetivo fue demostrar la superioridad del socialismo sobre el capitalismo. Así como los rusos, adelantados entonces en la carrera espacial, predijeron que su economía dejaría atrás a la estadounidense, los comunistas chinos prometieron elevar el bienestar de su pueblo por encima del disfrutado por los británicos. Y en apenas cinco años arrastraron a la muerte como mínimo a 45 millones de pers... (Ver artículo original)

Por CARLOS RODRÍGUEZ BRAUN


  La apasionada vida de Modigliani


André Salmon

Si quiere saber cómo llegaron las drogas -el hachís y el opio- a los artistas de Montmartre o a qué veterinario llevaba su perro Picasso en 1906 o lo que opinaba Brancusi sobre Rodin (“es un chanchullero de barro”) no deje de leer este libro. Encontrará estas y otras muchas informaciones de primera mano acerca de un tiempo y un lugar míticos (lo que se conoce por “el París de las primeras vanguardias”). Su autor, André Salmon (París, 1881- 1969), fue uno de los actores con más texto de aquel melodrama. De familia de artistas, poeta y crítico de arte, fue temprano defensor del cubismo junto con Apollinaire y Raynal (al parecer, y quien dio a Les demoiselles d'Avignon su título definitivo). Entre sus amigos más próximos se encontraban el poeta Max Jacob y los pintores Ortiz de Zárate, Moïse Kisling y Amadeo Modigliani. A este último le dedic&oacut... (Ver artículo original)

Por JOSÉ MARÍA PARREÑO


  Adiós a casi todo


Salvador Pániker

El pasado 1 de abril fallecía Salvador Pániker (1927-2017). Ingeniero industrial, licenciado en Filosofía, promotor de empresas, músico, escritor y editor, fue uno de los grandes pensadores independientes y creadores de su generación. Su padre fue un acaudalado industrial indio que se estableció en España en 1916 y se casó con una mujer que por nacimiento pertenecía a la buena burguesía catalana y que además de ser una estimable pianista escribía dietarios. Supo empujar a sus hijos a lo mejor de la cultura universal. Pese a sus numerosos viajes, el espacio central de la vida de Pániker fue Barcelona. Vivía en una “torre” racionalista con jardín y piscina en la zona alta y cara de Pedralbes. En la Costa Brava más arriba de Palamós, en Pals, tenía una casa que en verano le servía de base para conectar con el paisaje humano que habita el A... (Ver artículo original)

Por BERNABÉ SARABIA


  Los caprichos de la suerte


Pío Baroja

Que una nueva novela de Baroja (1872-1956) vea la luz, cerca ya de cumplirse los sesenta años de su muerte, es motivo de satisfacción para todos los lectores y más aún para los seguidores del escritor vasco. Según informa el responsable de su edición, Ernesto Viamonte Lucientes, el texto de Los caprichos de la suerte se conserva en Itzea, la casa de Baroja en Vera de Bidasoa, escrito a máquina y con adiciones manuscritas de su autor en las que abundan supresiones, añadidos y otros cambios. Para fijar el texto Viamonte Lucientes ha contado con lo publicado por el autor en Aquí París (1955), donde Baroja recrea su destierro en la capital francesa durante la guerra civil. Don Pío aprovechó páginas de aquel libro autobiográfico para esta novela que ahora se rescata del olvido. Y el editor ha completado su impecable labor ecdótica con la actualización de la ortografía, m&ia... (Ver artículo original)

Por ÁNGEL BASANTA


  Imperiofobia y leyenda negra


María Elvira Roca Barea

Partir de una perspectiva original, establecer conexiones inéditas y opinar libremente con intención de polemizar sobre un asunto, son las características que distinguen al ensayo. Es lo que ha hecho la profesora Elvira Roca (El Borge, 1966), un ensayo que, si no ha generado aún un debate intenso, es porque lleva pocos meses en la calle. Esperemos que se discutan sus ideas, porque son provocadoras, apasionadas y tocan cuestiones de actualidad. Roca aborda la Leyenda Negra y la vincula a un concepto más amplio, la imperiofobia, enfermedad de la opinión producida por el agente patógeno de la propaganda, que han padecido todos los imperios y cuya versión más actual sería el antiamericanismo. En el caso español, este mal afectó a su imperio cuando existió -desde finales del siglo XV a 1898- y se ha cronificado en forma de hispanofobia. La Leyenda Negra, forma específica de antiespa&n... (Ver artículo original)

Por ADOLFO CARRASCO


  El Reino


Emmanuel Carrère

Entre la novela y el ensayo, hay un territorio que podría confundirse con el relato autobiográfico, la investigación no académica, la realidad reelaborada por la ficción y la literatura de viajes. En ese espacio se despliega la obra de autores como Sebald, Chatwin, KnausgÃ¥rd y los últimos libros de Emmanuel Carrère (París, 1957). Carrère no muestra esa preocupación por el estilo que suele ser el sello característico de las letras francesas. Su prosa es sencilla, directa, humorística, sin afectación, casi periodística. Su experiencia como guionista de series televisivas se refleja en el carácter chispeante de sus libros. El Reino es un ambicioso trabajo que le ha ocupado siete años. Es la crónica de una efímera conversión al cristianismo y una minuciosa reconstrucción de la peripecia de Pablo de Tarso, que en ningún caso pretende usurpar el ... (Ver artículo original)

Por RAFAEL NARBONA


  Siria, el país de las almas rotas. De la revolución al califato de ISIS


Javier Espinosa y Mónica García Prieto

“Siria, después de cinco años: 330.000 muertos, 7 millones de desplazados internos, 5 millones de refugiados y 14 millones necesitados de ayuda”. Con este tuit resumía The International Spectator el 15 de junio la destrucción de lo poco que quedaba a comienzos del siglo XXI de una de las principales cunas de la civilización, que se remonta al imperio semita, tres mil años antes de Cristo. En estas cuatrocientas páginas (cincuenta más si sumamos un prólogo y un epílogo de lujo, las cuidadas notas y el completísimo índice alfabético), dos de los mejores corresponsales españoles en el extranjero de los últimos veinte años, Javier Espinosa (Málaga, 1964) y Mónica García Prieto (Badajoz, 1974), desentrañan los secretos de las bestias responsables de la tragedia. Como lector, son tantos los culpables y sus crímenes tan horrendos q... (Ver artículo original)

Por FELIPE SAHAGÚN


  Había mucha neblina o humo o no sé qué


Juan Rulfo, 100 años en llamas

Sabemos que Juan Rulfo es un Gran-Escritor, indiscutible núcleo del canon narrativo del siglo XX. Lo sabemos apriorísticamente y, en muchos casos, también desde la experiencia personal de una lectura fascinada de su obra; aunque en esa lectura puedan operar factores limitadores y algún malentendido (la distancia cultural, el peso de la ortodoxia académica encargándose de modelar los significados del texto, etc.). En el caso del autor de Pedro Páramo y El llano en llamas, se da un peligro muy particular: la aureola mítica. Su gesto aparentemente categórico de escribir sólo dos libros; sus dos o tres frases más ocurrentes y socorridas (el tío Celerino muriéndose para dejarlo sin historias que contar, o ese “es que yo trabajo” que tan a menudo es recordado en el libro que nos ocupa hoy); la facilidad con que su México árido puede convertirse en souvenir fetichista, co... (Ver artículo original)

Por NADAL SUAU


  La historia pasa por Waterloo


Waterloo. Una nueva historia de la batalla y sus ejércitos, de Gordon Corrigan / Waterloo. La última batalla de Napoleón, de Alessandro Barbero

El pasado 18 de junio se cumplieron 200 años de la batalla de Waterloo, si bien -todo sea dicho- con bastante indiferencia por parte de los medios de nuestro país que, una vez más, muestran en este tipo de detalles la peculiaridad del sentimiento europeo de los españoles, pues pocas batallas han tenido tanta transcendencia para el devenir de nuestro continente como la que se libró, a unos kilómetros al sur de Bruselas, aquel día de finales de la primavera de 1815. Es de todos conocido que Waterloo fue la tumba definitiva del proyecto napoleónico, poniendo fin a la curiosa -y al tiempo extraordinaria- experiencia del Imperio de los Cien Días: la resurrección del emperador con su regreso inesperado de la isla de Elba, el desmoronamiento ante él de la apenas instaurada monarquía de Luis XVIII, la interrupción del Congreso reunido en Viena, que discutía aún la reordenación de Eur... (Ver artículo original)

Por LUIS RIBOT


  • Contacto      
  • Aviso Legal      
  • Protección de datos      
  • Condiciones generales